Nivel Bioelectromagnético del Cuerpo Humano

Chakras (1)
Se considera como la fuerza vital o la energía que trasmite la vida. En otras culturas como la indú, recibe el nombre de Prana, ki para los japoneses o Chi para los chinos, los aztecas la llaman Tonalli y los egipcios Ka …..

En casi todas las tradiciones encontramos una idea similar: el cuerpo se impregna de una energía que le confiere la vida de forma inteligente.La salud está íntimamente relacionada con la facilidad con que este Aliento de Vida, este fluido vital, se pueda mover con libertad por todo el organismo, colmándolo y nutriéndolo, de manera que aporte coherencia, reparación, regeneración y conexión con su esencia más profunda.

El Campo Energético Humano, o Aura, es un campo multidimensional de energía que rodea y constituye al cuerpo humano. Esta energía fluye a nuestro al rededor como un río de luz, y da vida hacia cada uno de los órganos y sistemas de nuestro cuerpo.

Esta energía fluye hacia y desde nosotros a través de los chakras: portales, con forma de cono, de energía en rotación. Los chakras recogen la energía del Campo Energético Humano y la guían a través de nuestros sistemas y de vuelta al universo. Cuando desarrollamos bloqueos en nuestros chakras, se interrumpe el flujo de la energía, y finalmente de ello resulta la enfermedad.

El mantener el buen flujo del Campo Energético Humano es la clave para tener una vida sana y feliz. En la Medicina Tradicional China, este flujo de la energía se conoce como el Chi.

El aura, es una luz que emerge de nosotros, mostrando lo que en realidad somos.

centros_chakras_1

Al tratar de describir con términos físicos lo que es el Aura, inmediatamente la asociamos con la palabra energía, la cual viene del griego “energos”, que quiere decir “producir movimiento, la palabra aura, por su parte, precede de otra palabra griega, “aer”, que quiere decir “brisa”.

“NADI” es una palabra sánscrita que significa “tubo, cañería, canal, corriente”, y son los canales por dónde fluye la energía del cuerpo sutil, la energía de la fuerza de vida, conocida como “Prana”. Están directamente asociados al sistema nervioso, y derivan y se interconectan con los chacras. Ayurveda menciona 72,000 Nadis. Tantra Yoga identifica 14 nervios principales, cada uno relacionado con los órganos más tradicionales del cuerpo.

Tres de estos Nadis son considerados los más importantes:

– IDA NADI: Ida es una palabra sánscrita que significa “bienestar”. Comienza y termina a la izquierda de Sushumna, terminando en el orificio nasal izquierdo, también conectado al testículo izquierdo en los hombres. Es energía femenina con efecto refrescante, es introvertido, y se refiere al lado derecho del cerebro y el lado izquierdo del cuerpo. También es llamado “chandra” o “luna” Nadi, ya que está relacionado con la energía lunar.

Ida Nadi controla todos los procesos mentales. Lleva energía pránica,y alimenta y purifica el cuerpo y la mente.

– PINGALA NADI: Es una palabra en sánscrito que significa “bronceado”. Comienza y termina a la derecha de Sushumna, y pasa por el testículo derecho en los hombres, culminando en el orificio nasal derecho. Es energía masculina, y tiene temperatura caliente, proveyendo vitalidad, fortaleza física, y eficiencia. Gobierna el lado derecho del cuerpo y el lado izquierdo del cerebro. También es llamado “Suria” o “sol” nadi, ya que esta relacionado con la energía solar. Controla los procesos vitales. Pingala es extrovertido.

– SUSUMNA NADI: Es el nervio central (cordón espinal) y significa conducto penetrante. Es “Sattva”, el ritmo detrás de la dualidad.

Conecta el chacra base con el chacra corona. El movimiento de Sushumna indica el fluido de “Prana” (aire vital) a través de Ida y Pingala debajo de la base de la espina, que es dónde la energía Kundalini se encuentra enrollada.

Shakti Kundalini entonces despierta y eleva Sushumna, energizando los siete chacras. Desde Muladhara chakra, Ida y Pingala alternan en cada chacra hasta llegar a Ajna chakra donde se encuentran nuevamente con Sushumna. En Ajna chacra el encuentro de los tres nadis principales es llamado Mukta Triveni (Mukta: liberado).

Continuando detrás de Ajna chakra, Ida y Pingala finalizan en los orificios nasales izquierdo y derecho respectivamente. Una vez que Kundalini Shakti ha ascendido a través de Sushumna hacia Sahasara, el centro psíquico mas alto ubicado en la corona de la cabeza, vuelve su curso y regresa a descansar en la base nuevamente.

Sushumna nadi generalmente permanece dormido cuando los otros Nadis fluyen con fuerza y solo se activa cuando la respiración se realiza a través de los dos orificios nasales simultáneamente, y opera automáticamente al amanecer y atardecer, calmando el sistema, y facilitando la meditación.

Se dice que cuando Sushumna se activa, el yogui se vuelve “invisible al mundo”. Entonces es dónde comienza su verdadero trabajo. Ida y Pingala Nadis son estimulados a través de diferentes prácticas, incluyendo Pranayama, que envuelve respiración alternada a través de los orificios nasales izquierdo y derecho, estimulando el lado izquierdo y derecho del cerebro respectivamente.

Se dice que estos Nadis también poseen funciones extrasensoriales, jugando una parte muy importante en las respuestas empáticas e intuitivas. También están ligados con el sistema nervioso simpático, asociado con el crecimiento y calentamiento del sistema.

Ida y Pingala Nadis indican tiempo, pasado y futuro respectivamente, Sushumna es el destructor del tiempo. Es el momento presente y no tiene tiempo.

Estos tres nervios están directamente relacionados con los tres “Gunas”, o cualidades que están manifestadas en cada parte del mundo físico: “Tamas”, que es inercia, “Rajas”, que es actividad y “Sattva” que es ritmo. Cada persona manifiesta los primeros dos Gunas de un modo u otro. El desarrollo de Sattva, también definido como tranquilidad, requiere el balance de “Rajas” y “Tamas” en uno solo.

Se le llama aura a un conjunto de fuerzas electromagnéticas de densidades variables que salen de los cuerpos físicos, vitales, etéreos, mentales, emocionales y espirituales.

Estas partículas de energía permanecen en suspensión alrededor de nuestro cuerpo en forma de una cubierta oval. Esta cubierta áurica sobresale del cuerpo un promedio de un metro alrededor de nosotros, extendiéndose por encima de la cabeza, y mas allá de los pies, hundiéndose en el suelo.

Sobre la cubierta áurica inferior se puede encontrar flotando, hasta 15 m por encima de ella, otra cubierta áurica, la cual recibe el nombre de cuerpo áurico superior. Algunos miembros de la comunidad científica han llamado al aura, campo de energía; la religión, forma espiritual; y los estudiosos del esoterismo, cuerpo astral.

¿Que son los Chakras?

Chakra significa “rueda” en sánscrito antigua lengua hablada por los pueblos indios de Asia. Los Vedas (antiguos textos sagrados de la India) utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Esto permite imaginarlos como ruedas que giran y concentran energía en el cuerpo. Son fuerzas vitales que se encuentran en nuestro campo aúrico, entre el cuerpo etéreo y el cuerpo físico.

Todos los seres humanos tenemos a nuestro alrededor un campo de energía fluctuante, similar a un arco iris. Este campo es nuestra aura, que se comunica a través de vibraciones con las energías de todo el universo. Los chakras concentran la luz del aura hacia el cuerpo, conectando de esta forma con el mundo actual y  terrenal.

Estos centros tienen la función primordial de acumular y distribuir la energía del universo en forma de rayos que penetran perpendicularmente en el cuerpo físico ejerciendo influencia en la salud física y mental y en la armonía emocional y espiritual. Por eso son considerados desde la antigüedad de gran importancia en los métodos de sanación.

Están asociados a distintos órganos del cuerpo y relacionados con el sistema endocrino, el sistema nervioso central y la columna vertebral.

chakra-chart-726x1024

La tradición hindú reconoce 7 chakras mayores o principales, situados en la línea de la Columna vertebral.

Chakra corona (Sahasrara)
Chakra tercer ojo (Anja)
Chakra garganta (Vishudha)
Chakra corazón (Anahatha)
Chakra plexo solar (Manipura)
Chakra sacro (Svadishthana)
Chakra raíz (Muladhara)

Hay varios chakras secundarios que se corresponden con los puntos de acupuntura. Cada uno de ellos se asocia con alguna de las glándulas endocrinas, con partes y órganos, emociones, mente y espíritu.

Estos centros energéticos son como torbellinos, su vórtice hacia el cuerpo físico y su boca agrandándose hacia afuera. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal (Sushumna) y de dos entrelazados: Ida y Pingala.

images (5)

Los chakras se distribuyen a lo largo de la columna vertebral, desde la parte mas baja donde se encuentra la kundalini (energía enroscada en forma de serpiente) hasta la parte mas alta de la cabeza (donde aparecería el halo aurico, si logran armonizarse todos los chakras)

Comenzando por el chakra raíz debemos ir armonizándolos uno a uno, en sentido ascendente hasta alcanzar la conciencia global y la Armonía Universal.

Debemos comprender que los Chakras son un sistema y, como en todo sistema, es muy importante la relación entre los elementos componentes. Esto significa que cada Chakra o centro de energía debe estar en armonía y deben estar proporcionados entre sí; esto se puede diagnosticar testando cada chakra con las manos o ayudándonos de un péndulo. Así, podemos encontrar si hubiera trastornos de recepción y asimilación, así como trastornos de la distribución de la energía: mucha, poca o con fugas.

Si un chakra se encuentra funcionando de manera inadecuada esto implica una descompensación en el sistema energético, que se traducirá al plano físico en cualquier momento. Por esta razón es que hay que trabajar siempre la armonización de los chakras.

Los meridianos

Los chakras están conectados por canales energéticos llamados nadis o meridianos. Según los fundamentos del yoga, existen 72.000 nadis que conectan el aura y los chakras con el cuerpo físico, de los cuales como hemos dicho, tres son considerados los principales, pingala ida y Sushumna.

– Pingala: Canal derecho, conectado con la parte izquierda del cerebro.
– Ida: Canal izquierdo, conectado a la parte derecha del cerebro.
– Sushumna: Nadi central, conectado a la columna vertebral y al sistema nervioso central.

Ida Y Pingala se entrecruzan con Sushumna en los siete puntos de los chakras, creando una especie de espiral por donde circula el prana o energía vital a través de todo el cuerpo. En la tradición hindú se los reconoce y representa como flores de loto que se diferencian por sus diversos colores y un número determinado de pétalos.

Tenemos que mejorar la calidad de nuestro tejido fascial para hacer que todo este sistema energético del cuerpo humano tan delicado y sutil funcione correctamente.

nadis

La salud del aura y la salud de los chakras están íntimamente ligadas a la salud de tus tejidos corporales, tensiones de tus músculos, fascias, tendones, órganos, cadenas musculares, etc. Estamos llenos de tensiones reciprocas que tiran literalmente del tejido fascial y esto sin lugar a dudas es un fallo en el nivel bioelectromagnético.

La sanación se puede realizar acudiendo a un Terapeuta especializado, poniéndote en “buenas manos” o bien mediante la Autosanación, si has realizado ya parte de tu trabajo consciente  y puedes focalizar tu intención en la autocoración: tu contigo mismo vas enviando energía a cada una de tus micro tensiones, repolarizando trocito a trocito cada musculo, tendón, fascias, etc. Tu canal de reiki o trasmisión de energía se abrirá en seguida que tu lo coloques en el punto ideal. La mano derecha en un lado de ese pequeño músculo tensionado y la otra mano en el otro, pones tu atención y concentración y haces fluir tu energía desde tu cabeza y sexto chakra.

Podemos combinar de manera efectiva la terapia craneosacral, la terapia de reiki y la terapia de polaridad.

La ciencia de la Terapia de Polaridad es un arte curativo que consta de dos partes:

a) Principios vitales, principios energéticos y leyes de la naturaleza con aplicación universal.
b) Técnicas, métodos y directrices terapéuticas específicas, muchos de los cuales son procedimientos de contacto.

Los principios universales explicados por el Dr. Stone se han mostrado reveladores y aclaratorios no sólo para los estudiantes y los profesionales de las artes curativas, sino también para mucha gente que busca la verdad y que parte de diversos campos para explorar los misterios y el significado de la vida humana.

En realidad, la Terapia de Polaridad puede considerarse como una elaboración de las leyes de la naturaleza, entendiendo que la “naturaleza” abarca mucho más que el mundo material. Las personas que experimentan la Terapia de Polaridad durante algún tiempo descubren lo que podría llamarse un «proceso de polaridad», una transformación sufrida por el individuo que hace cambiar su vida a mejor y que anima a llevar una vida más sana en todos los sentidos.

Los principios fundamentales de la Terapia de Polaridad  explican brevemente algunos de los supuestos en los que se basa:

1) Existe una fuente de energía dentro de cada sistema (ya sea un átomo, el sistema solar, un ser humano o el universo), y el Dr. Stone se refiere a esta fuente en una persona como «alma».

2) La energía tiene sus propios patrones y sentido de flujo, a través de polos negativos y positivos. Para el equilibrio y la salud, la energía debe circular libremente a través de sus campos, desde y hacia su fuente.

3) La energía «reduce su intensidad» a través de diferentes niveles: espiritual, mental, emocional y físico. El Dr. Stone explica la manera en que interactúan estos niveles, reflejándose entre ellos a medida que la energía fluye a través del individuo.

En pocas palabras, la Terapia de Polaridad es una manera de trabajar con las energías fundamentales de la vida, una manera de hacer que estas corrientes energéticas estén equilibradas y de eliminar las obstrucciones que limitan su libre circulación a través del campo de energía humana. Si se consigue este estado de equilibrio del flujo las energías vitales pueden satisfacer todas las necesidades de curación, siempre que el paciente coopere. Este estado de equilibrio produce una profunda concentración y relajación, una salud radiante y una gran tranquilidad de espíritu.

De la Terapia de Polaridad, también se deriva una mayor conciencia de la naturaleza fundamental de uno mismo y de las propias necesidades y potenciales.

 Polaridad

Señales que indican el cambio:

Suavizamiento y disminución del tono tisular -Alargamiento de las fibras -Aumento del flujo de líquidos y/o de energía -Calor -Ligera sudoración. -Temblor, vibración, oscilación, burbujeo. -Mayor simetría en la expresión del MRP. -Pulso Terapéutico. -Energía repelente. -Respiración profunda

Polaridad_lineas

El mundo de las terapias alternativas, el yoga, tai-chi, chikung, sanación, reiki, etc. son la clave para la verdadera salud holística del Ser Humano.

Gracias a la página amiga: http://www.energiacraneosacral.com

Susana, Psicoterapeuta y Terapeuta Energética. C/Buenavista 12, 1ºB – Majadahonda – Madrid

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s